Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

jueves, 1 de abril de 2010

Vistas de la Hispania de Sertorio: CONTREBIA BELAISCA




El vocablo "Kon treb ya" podría traducirse del íbero como "reunión de viviendas"; Hay varias Kontrebias censadas en la vieja Hispania, pero la que nos compete es la Kontrebia Belaisca, sita en el Cabezo de las Minas, a menos de 1 km de la actual Botorrita (Zaragoza)

Uno de mis personajes secundarios de Valentia, el suegro del protagonista, Caio Antonio, es oriundo de estas agrestes tierras:

- Gracias por tus cuidados, mi anónima anfitriona – le contesté después de darle un sorbo a aquel nauseabundo brebaje hirviente. El caso es que sí que hizo su efecto días después –
- Ya no podrás decirlo más. Me llamo Nunn. Soy la hija mayor de Kaukirino, de la tribu de los belos.
- ¿Belos? Esa tribu está a muchas mille passum de aquí…
- Exacto. Mi padre no es de estos parajes, nació hace casi cincuenta primaveras en la Kontrebia de los Belos, una pequeña ciudad en un cerro al sureste de Salduie. Mi madre, Aunia, ya está hace años entre los espíritus del bosque [...]



En este estado tan lamentable se encuentra el yacimiento de Contrebia Belaisca, la ciudad celtíbera e hispanorromana que menciono en la novela. El grado de abandono se aprecia hasta en las fotografías, pero es mucho más desolador llegar hasta allí a través de un sinuoso camino de tierra y no poder ni acceder a los paneles informativos... Lo más visible del recinto es esa techumbre de uralita que "proteje" el yacimiento de la erosión...



Este oppidum celtíbero estuvo en pleno auge desde el siglo V hasta mediados del I a.C. Hay datadas dos destrucciones, la primera durante las guerras celtíberas en tiempos del procónsul Tiberio Sempronio Graco y la segunda y definitiva durante la campaña entre Cayo Julio César y Lucio Afranio, legado de Pompeyo en Hispania, en plena Segunda Guerra Civil (49 a.C.)

Parece ser que la Contrebia de los belos fue escenario de algún enfrentamiento residual entre los dos bandos después de la batalla de Ilerda.



En este yacimiento se encontraron los famosos Bronces de Botorrita, cuatro planchas de bronce procedentes del tabularium de la ciudad, uno en latín y los otros tres escritos en celtíbero y, por ello, prácticamente indescifrables. Podrían ser un edicto de riego, un registro de impuestos... no se sabe con certeza. Para más info podéis ver este artículo: