Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

jueves, 25 de marzo de 2010

Vistas de la Hispania de Sertorio: EDETA


La vista del valle del Turius desde las calles de Edeta tiene su encanto...


Pensar que por estas calles se apelotonaban mercaderes de toda la Edetania, mujeres cargadas con cántaros y cestos, mulas, esclavos portando fardos y enseres de todo tipo o arrogantes guerreros de altas cimeras es fascinante...


Decenas de columnas de humo subiendo lentamente hacia el cielo azul de la Hispania Citerior, el griterío de la chiquillería jugando por las calles y el ruido de los ejes de carro, fraguas y conversaciones airosas frente a la casa del Consejo... 

Así sería en tiempos clásicos hasta que se vio implicada en las Guerras Púnicas en el siglo III a.C. Tras la derrota cartaginesa su poder e influencia fue apagándose frente a la prosperidad de las vecinas Saguntum y, posteriormente, Valentia.

Su fin llegó en el 76 a.C., cuando Edeta se convirtió en el escenario del

 "Pulso de los Titanes"


Estos zócalos desnudos son los únicos restos de la soberbia Edeta - en algunos textos posteriores también llamada Lauro - tierra de valientes guerreros y feroces mercenarios, respetados, temidos y codiciados por los ejércitos de Cartago y Roma. A su vez, también son los únicos testigos del voraz incendio que consumió la ya mermada ciudad tras la rendición incondicional propuesta por Quinto Sertorio después de derrotar, humillar y masacrar una legión entera del impetuoso Pompeyo el Grande a muy poca distancia de esta legendaria colina.


(Video promocional)