Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

lunes, 7 de octubre de 2013

Cuscús de gambas




 Emparentado en orígen con las migas castellanas, el cuscús está hecho con sémola de trigo y fue y es la comida tradicional del sur del Mare Nostrum, con algunas extensiones en Europa, desde el creciente fértil hasta las Columnas de Hércules. La palabra cuscús procede del bereber ⵙⴽⵙⵓ (seksu, que significaría algo así como enrollado o rollo), palabra que fue adaptada al árabe como كسكس (kuskus)

 Llamado alcuzcuz en castellano antiguo (así aparece en el Quijote), Κουσκουσάκι (kouscousaki) en griego, maftoul en el Líbano, fregula en Cerdeña o cùscusu en Trapani (Sicilia), este alimento aparece por primera vez en un libro gastronómico anónimo del siglo XIII, aunque me aventuro a sospechar que su origen es mucho más antiguo, pues el actual Magreb (las África, Numidia y Mauritania romanas) eran el granero del Imperio y su ingente producción de trigo mitigaba el hambre de medio Occidente. Por ello me he atrevido a crear esta receta que habría sido posible cocinar en ciudades como Carthago, Leptis Magna, Hipona, Cesárea, etc combinando los frutos del mar y la tierra con la base alimenticia de la región: el trigo.

Pescador (Museo del Bardo, Túnez)

Cuscús de gambas
-SEMOLINA ET SQVILA-
 
(para cuatro triclinios)
 

¿Qué ingredientes necesito?

  • 500 grms. de cuscús
  • 500 grms. de gambas
  • Un calabacín
  • Dos cebollas medianas
  • Dos puerros gruesos
  • Dos troncos de apio o un bulbo de hinojo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico
  • Vino blanco
  • Salsa Thai y salsa de soja dulce
  • Coriandro picado (mejor fresco que seco)
  • Comino molido
  • Pimienta molida
  • Ajonjolí

¿Cómo lo cocino?

 
 Corta el calabacín en pequeños dados y la cebolla, el puerro y el apio o hinojo lo más fino que puedas y rehógalo todo en aceite bien caliente. Añade a la mezcla un chorrito de vino blanco (mejor dulce que seco), el aceto balsámico, la salsa Thai y la soja, una pizca de comino y la pimienta molida y muévelo bien a fuego medio.

 Cuando la verdura comienze a dorarse echa las gambas peladas y el coriandro picado. Remuévelo todo y deja pochar a fuego lento.

 En paralelo, pon a hervir medio litro de agua con aceite y un poco de sal en un cacharro. Cuando entre en ebullición, retira del fuego y vierte el cuscús en él. Si quieres, añade un poco de aceite y remueve. Deja reposar tres minutos. Después, vuelve a poner el cazo a fuego lento y remueve el cuscús con un tenedor hasta que quede el grano suelto. Apaga el fuego a los cinco minutos.

 La verdura y las gambas estarán listas en ese espacio de tiempo. Espolvorea con ajonjolí y apaga el fuego. Reparte el cuscús en un plato ancho y sirve la mezcla encima. Puedes añadir aceite o pimienta al gusto.
 
¿Con qué lo acompaño?


 Un Bahía de Denia, vino blanco de Jalón D.O. Alicante sería un buen compañero de mesa, aunque un rosado de Agullent, Rosa Rosae D.O. Valencia, le daría un toque muy fresco.

***