Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

martes, 29 de noviembre de 2011

Un paseo por las Termas



La rehabilitación de las Termas y el Santuario Oracular de Mura

 Antes de llevar a cabo la presentación de "Los Asesinos del Emperador" en la Biblioteca Municipal L'Almodí de Llíria - preciosa, por cierto -, Amparo Galduf nos tenía preparada una grata sorpresa. Nada más llegar al Plà de L'Arc, allí nos estaba esperando ella junto a Vicent Escribà, el arqueólogo municipal. Vicent, al que desde aquí agradezco encarecidamente su predisposición y pormenorizada explicación, nos contó cómo van a quedar las Termas y el Santuario Oracular de Mura después de la profunda rehabilitación que está realizando el Ayto. de Llíria sobre este espectacular y singular yacimiento.

Vicent, Santiago y un servidor en la puerta de una de las tabernae

Comenzó el recorrido por la calzada de acceso que provenía de la ciudad, no la legendaria Edeta ibera, sino la refundada en el llano quizá tras las guerras sertorianas (hipótesis que contemplo y defiendo en mi novela) y cuyo nombre no se puede aseverar con certeza, aunque yo me decanto por la LAVRO que describió Plutarco en sus "Vidas" de Sertorio y Pompeyo. Esta calzada separaba el viejo Oráculo, famoso y muy probablemente dedicado a alguna deidad nativa anterior a la ocupación romana, del nuevo complejo termal que se levantó en el siglo I d.C., en tiempos del gran Marco Cornelio Nigrino, edetano de nacimiento y descendidente de una familia nativa, hombre influyente que llegó a ser el primer cónsul no itálico y gobernador de Moesia y Siria en tiempos del demente Domiciano. LAVRO/Edeta prosperó en tiempos de los Flavios, visitíendose de mármol, prosperidad truncada con la llegada de la primera oleada germánica en el 260 d.C., engullida por la misma devastación que redujo a cenizas buena parte de las villas rústicas de la antigua Edetania.

Vídeo sobre la Llíria romana (Valencià)

 Un complejo público de cerca de 20.000 metros cuadrados no es un baño común; es uno de los recintos más grandes hallados en toda Hispania. Tras las tabernas de la entrada, se extendía un edificio de planta basilical en el que había diferentes salas para masajes, baños masculinos y femeninos, ejercicios y apuestas. La natatio del frigidarium, la piscina fría, está en tan buen estado de conservación que hasta Vicent y yo nos sentamos como lo hubiesen estado dos edetanos de hace casi dos mil años...

Vicent y yo en la natatio

 La estructura de los baños es tan impresionante como su hipotético alzado. El agua provenía del cercano manantial donde se levantó un templo consagrado a las Ninfas (hoy conocido como Les Fonts de Sant Vicent) Alimentado desde el praefornium, el aire caliente recorría paredes y suelos en el tedipadium (zona templada, donde se aplicaban masajes) y caldarium (zona caliente, baños y sudor) para hacer más reconfortante la estancia.

Sección en rehabilitación del hipocausto

Aquí tenéis el enlace desde Wikipedia sobre este fabuloso yacimiento:



 Después de disfrutar como chiquillos entre tanta piedra vieja, saboreando cada rincón que este extraordinario yacimiento aporta a la imaginación de un novelista, acudimos a la Biblioteca Municipal para llevar a cabo la presentación de la novela de Santiago Posteguillo. El público edetano respondió a la cita, pues la biblioteca estaba llena.

 Amparo Galduf, en nombre del Club de lectura Galeria (nombre muy apropiado, pues es la tribu a la que pertenecía Nigrino), dio paso a Antonio Penadés, compañero de lujo, que explicó al personal la obra y estilo de Santiago con el cariño y maestría a la que nos tiene acostumbrados. Yo me encargué de la inmersión histórica en tiempos de los Flavios, para dejar a Santiago explayarse con su público. "Mulsum" y frutos secos, por cortesía de la biblioteca, sirvieron de ágape final del evento.

Reitero desde aquí mi más sincero agradecimiento a Roberto Enguídanos y Salvador Oliver, regidores del Excl. Ayto. de Llíria, al arqueólogo Vicent Escribà, a José Luís Núñez de Bibliocafé y, por supuesto, a Amparo Galduf, alma mater de este genial evento.

Es digno de elogio ver como un consistorio municipal está dispuesto a invertir en patrimonio, pues el legado de nuestro pasado es meritorio de ser preservado para nuestro futuro; he aquí una muestra (y que aprendan otras localidades cercanas y lejanas en las que las venerables piedras que forjan nuestra Historia están criando hierbajos)

Trailer dels Mausoleus Romans de Llíria