Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

viernes, 16 de julio de 2010

L'Almoina, un tesoro en el milenario centro de Valencia





Desde que era un chaval me fascinaba asomarme a aquel solar olvidado que había detrás de la catedral. Mi padre me había dicho que entre aquellos hierbajos y desperdicios varios se encontraban algunos restos de la antigua Valentia. No me lo podía creer... ¿Cómo iba a estar algo tan importante en tan lamentable estado de conservación?

Pues sí, allí estaban compitiendo con latas de refrescos oxidadas, bolsas de supermercado y todo tipo de vegetación. Después de años de abandono se limpió el solar y se adecentaron los restos que en él se hallaban; En este enlace podéis ver lo que se encontró: 


Así quedó el recinto tras aquella primera lavada de cara:


Era mucho, pero no era suficiente; El viejo solar de L'Almoina daba para bastante más. La forma de entender un museo arqueológico estaba cambiando y se imponía una solución más digna a tan venerables restos (véase el de Barcelona, por ejemplo) Así fue como nació el Centro de Interpretación de L'Almoina, actual recinto en el que se puede disfrutar de un paseo por los vestigios de la vieja Valentia:


Inaugurado el 20 de Diciembre del 2.007, este nuevo espacio nos presenta los restos acondicionados de las termas republicanas del siglo II a.C., la Curia, parte del trazado del Decumano y Cardo máximo, el horreum y los muros del presunto ninfeo (un rincón de la Valentia romana que quedó al descubierto tras el derrumbe del antiguo edificio medieval de L'Almoina)

Cardo y Decumano, las calles principales de la ciudad

La Curia, la cámara de gobierno colonial

Las termas republicanas, unas de las más antiguas de toda Hispania

Bajo de este panel está la "mille passuum cero" de VALENTIA... Aún se puede ver el punto en el que el agrimensor puso la groma y trazó las calles de la futura colonia. Aquí empezó todo aquel propicio día del año del consulado de Décimo Junio Bruto, el 616 ab urbe condita...


Este lugar es sagrado; Lo fue para quienes se instalaron en él hace más de dos mil años y debería serlo para todo valenciano que se precie. Esta fecha, 138 a.C y no 1238, es la que marca el principio de Valencia.