Primera mención de la ciudad de VALENTIA (TITO LIVIO)

IVNIVS BRVTVS COS. IN HISPANIA IIS QVI SVB VIRIATHO MILITAVERANT AGROS ET OPPIDVM DEDIT, QVOD VOCATVM EST VALENTIA





La Saga de los Antonio de Valentia

Bienvenid@s a la antigua Hispania romana...

Querid@ amig@, te invito a un viaje muy especial, una ventana que te permitirá ver nuestro pasado y conocer las costumbres y vidas de nuestros ancestros, tan sólo dos mil cien años atrás, cuando esa bella dama llamada València nacía en la isla fluvial del curso bajo del Turivs de la mano de las palas, el sudor y la ilusión de poco más de dos mil veteranos licenciados de las legendarias legiones de Roma.

VALENTIA, DEVOTIO y PRINCEPS contienen entre sus páginas muchos de los momentos más apasionantes y dramáticos que vivió la joven Perla del Turia desde sus primeros años de vida allá por el siglo I a.C. hasta la gran persecución de principios del siglo IV d.C.


En VALENTIA conocerás a dos hombres atrevidos y extraordinarios, Quinto Sertorio y Pompeyo el Grande, ambos decididos a dirimir sus irreconciliables diferencias en tierras valencianas inmersos en la cruenta Guerra Civil que sacudió a la vieja República.

En DEVOTIO podrás leer dos historias paralelas: la primera de ellas la protagoniza un peligroso triángulo formado por Publio Daciano, el gobernador de la Tarraconense, Eutiquio de Osca, un diácono indomable, y Tito Antonio, un magistrado veterano que se ve atrapado en medio de la gran persecución de los cristianos. La segunda historia nos lleva 20 años después de VALENTIA, cuando el único hijo de Cayo Antonio, Lucio, decide lavar el honor familiar yendo a luchar contra un usurpador que pretende dominar la República: Cayo Julio César.


En PRINCEPS Lucio Naso seguirá a uno de los grandes hombres que protagonizaron el fin de la república, Sexto Pompeyo, conociendo en paralelo las carreras desaforadas hacia el poder de Marco Antonio y Gayo Octavio Turino, quien con el tiempo y astucia acabaría siendo conocido como Augusto, el princeps...

Si siempre has querido saber más sobre la Historia antigua de València, si no te has conformado con la poca y dispersa información que hay sobre ella y crees que hay muchas más cosas interesantes y curiosas que saber de nuestros orígenes esperando a ser descubiertas, acertarás leyendo las epopeyas de Cayo Antonio Naso y su hijo Lucio, ciudadanos de VALENTIA.

PLVRIMAM SALVTEM OMNIBVS!


Gabriel Castelló

El Puig (València)

jueves, 12 de agosto de 2010

La Huella de Roma en la Comunidad Valenciana: LVCENTVM


LVCENTVM, la joya de la Contestania



Todos tenemos en nuestras retinas la imagen del Alicante actual, una ciudad cosmopolita, de cara al mar, con su inconfundible "Skyline" entre el Postiguet y Sant Joan... pero no siempre fue así. La vieja Leucante, que es el topónimo más coloquial que se utilizó en tiempos pretéritos, no estaba sobre el solar de la nueva ciudad, sino un poco más al norte, sobre el Tossal de Manises, en el actual barrio de L'Albufereta.


La antigua Lucentum, l'Albufereta y el Benacantil sobre el siglo I a.C.

 El Tossal de Manises alojó la primera pobación ibera contestana, allá por el siglo IV a.C. El emplazamiento era idóneo para el comercio marítimo, en un altozano que garantizaba seguridad y frente a una laguna natural abierta al mar que daba cobijo las naves de los vientos del noroeste. Aníbal y Escipión pasaron por ella, siendo éste último quien la incorporó a la república, iniciándose con él la transformación de oppidum indígena a ciudad romana.

Restos de la muralla

La ciudad gozó de su máximo explendor tras las Guerras Civiles, del siglo I a.C. al II. De esta época son el Foro, las termas, las tabernas de la calle de Popilio y demás edificios públicos que pueden visitarse en el recinto arqueológico

Una de las vías principales de Lucentum, casas y tabernas...

Las termas de Popilio y su pavimento de mosaico

Al igual que los Baebio en Saguntum o los Balbo en Gades, Lucentum también tuvo sus mecenas. En este caso fueron los Popilio, una familia pudiente que donó estas termas a la ciudad. Aún puede verse en el apoditerium la inscripción conmemorativa al seviro augustal Marco Popilio Onyxs

Hipocausto de las termas de la muralla.
Se puede apreciar el horno y los pilares del suelo suspendido

 La ciudad de Leucante entra en una profunda crisis a finales del siglo II, agudizándose en el III con la gran crisis generalizada del mundo romano. Se paraliza el comercio y todos los edificios públicos, alcantarillados, etc. presentan señales de abandono.

Hay varias hipótesis que pueden explicar las causas de esta decadencia:

a) L'Albufereta comenzó a desecarse, convirtiéndose primero en un insalubre marjal y después en un lugar pantanoso, dejando así de ser un puerto natural seguro para la marina mercante.

b) El desarrollo de ILICI (L'Alcudia, Elx) a partir del siglo I desvió las rutas comerciales terrestres hacia el valle del Alabus, dejando a Lucentum en una situación marginal varias mille passuum al norte del ramal de la Vía Augusta. Sumado a esto estaría el efecto de la aparición del Portus Ilicitanus (Santa Pola) como un punto de atraque seguro.

c) Las correrías de los francos y sus colaboradores pudieron ocasionar el punto y final de una situación agónica.

 Cierto es que ya en época musulmana el viejo solar de Lucentum se convirtió en una necrópolis. La población superviviente a las depredaciones de francos, vándalos, alanos y visigodos cambió de lugar, justo enfrente pero al otro lado del Benacantil, abandonando la ciudad de sus antepasados pero conservando las raices de su ciudad de origen hasta nuestros días:

LVCENTVM / Leucante / Al-Laqant / Alacant


 El parque arqueológico de LVCENTVM es parada obligatoria para los amantes de la Historia de la Comunidad Valenciana. Es digno de ver y de disfrutar de un paseo por él, visita conjunta con uno de los museos arqueologicos más bonitos de toda Europa, el MARQ (Museu Arqueológic Provincial d'Alacant)

Podéis ver una visita virtual aquí: MARQ